Abuso sexual

Abuso sexual

Qué es el Abuso Sexual.



El abuso sexual comprende cualquier forma de contacto sexual con fuerza o intimidación, cuando la persona se halle privada de razón o sentido, o sea menor de 12 años. Abuso sexual. Los actos en los que se puede manifestar el abuso son muy variados, y pueden implicar desde tocamientosobscenos hasta la penetración.



El abuso puede ser perpetrado por cualquier persona independientemente de su sexo, pero con frecuencia el perfil se aproxima al de un varón conocido de la víctima. De hecho, la agresión por parte de un amigo, compañero o pareja es el más frecuente entre la población
universitaria (de un 35 a un 70% de los casos).



Cómo afecta a la vida cotidiana?



La agresión sexual es una experiencia difícil, y como tal se puede reaccionar ante ella de muchas formas. Aunque cada persona y situación es única, las siguientes son reacciones normales tras un asalto: · Shock emocional: “Me siento tan abatida. ¿Por qué estoy tan tranquila? ¿Por qué no puedo llorar?” · Incredulidad: “¿Esto ha pasado realmente? ¿Por qué
a mí?”



· Vergüenza: “¿Qué pensará la gente? No puedo decírselo a mi familia o a mis amigos.”
· Asco: “Me siento tan sucia, hay algo extraño dentro de mí. Necesito lavarme las manos y ducharme todo el tiempo.”
· Depresión: “Me siento tan desvalida. Tal vez estaría mejor muerta.”
· Ineficacia: “¿Retomaré el control de mi vida en algún momento?“
· Desorientación: “No sé realmente qué día es hoy, o a qué clase tengo que ir. Soy incapaz de recordar mis compromisos.”
· Reexperimentación: “Sigo pensando en lo sucedido. Aún lo revivo. Veo su cara todo el tiempo.”
· Negación: “Aquello no fue realmente una violación.”
· Miedo: “Estoy asustada de todo. ¿Y si me he quedado embarazada? ¿Y si me ha contagiado de alguna enfermedad? No puedo dormir porque tengo pesadillas.
Tengo miedo de ir fuera, de quedarme sola...”
· Ansiedad: “Sufro ataques de pánico. ¡No puedo
respirar! No puedo dejar de moverme. Soy incapaz de quedarme quieta en clase.”
· Odio: “¡Desearía que la persona que me atacó estuviera muerta!”
· Tensión o malestar corporal: “Con frecuencia me duele la cabeza, el estómago, Abuso sexual la espalda... Me siento nerviosa y no tengo ganas de comer.”
· Culpabilidad: “Me siento como si hubiese sido mi error, quizá hiciera algo para que esto pasara.”



¿Qué puedo hacer en caso de sufrir una agresión sexual?



Si acabas de ser víctima de un acto de abuso sexual
· Resguárdate en un sitio seguro.
· Contacta con alguien que pueda ayudarte: un familiar, un amigo, la policía (091)...
· No te duches, no te cambies de ropa ni bebas o comas. Eso puede destruir pruebas físicas importantes si decides denunciar al agresor.
· Pide atención médica. Puedes tener heridas ocultas y además los médicos te ayudarán a prevenir la posibilidad de quedarte embarazada o de contraer enfermedades infecciosas.
· Escribe todo cuanto recuerdes sobre lo sucedido, con todos los detalles posibles. Abuso sexual. Esto puede ayudar a tu propio proceso de recuperación y en cualquier acción legal que decidas emprender.



Estrategias para afrontar la vida tras la agresión · Obtén apoyo de amigos y familiares. Trata de identificar aquella gente en la que puedes confiar para compartir tus sentimientos y reafirmar tus avances en el proceso de afrontamiento.
· Habla sobre la agresión y expresa tus sentimientos. Escoge el momento, lugar y compañía con la que hablar de lo sucedido.



· Utiliza técnicas de relajación. Puedes probar con ejercicio físico como el footing, aeróbic... o técnicas de relajación como el yoga, masajes, baños calientes...
· Mantén una dieta equilibrada y respeta tu ciclo de sueño tanto como sea posible. Evita abusar de estimulantes como la cafeína o la nicotina.
· Descubre tu lado creativo. El juego y la creatividad son importantes para afrontar los malos momentos.



· Tómate pequeños respiros. Date la posibilidad de tomar momentos para reflexionar y relajarte, especialmente cuando te sientas estresada o insegura.
· Trata de leer. La lectura puede ser una actividad relajante.
· Considera la posibilidad de escribir un diario como forma de expresar pensamientos y sentimientos.
· Libera parte del daño y el sentimiento de odio de formas saludables: escribe una carta a tu agresor contándole cómo te sientes sobre lo acontecido. Siempre puedes mandar la carta o no.
· Abraza a aquellos que amas. El abrazo hace que nuestro cuerpo libere de forma natural analgésicos contra el dolor.
· Recuerda que estás segura, incluso si sientes lo contrario. La agresión ya pasó. Abuso sexual. Puede que pienses que el malestar va a durar toda la vida, pero con el tiempo
te sentirás mejor.


Artículo de Abuso sexual por ugr